Una Hillary Clinton humana

Termino de leer el último libro de Hillary Clinton, “¿Qué pasó?”. Es un texto sincero. Clinton habla sin tapujos sobre su vida, sobre su carrera, sobre su derrota. Muestra una etapa de nuestra historia que no hemos dimensionado. Van algunas reflexiones.

Clinton pierde porque no conectó con su electorado. No inspiraba. No generaba emociones. Se ha dicho en varias ocasiones: la gente vota con las entrañas. Ella trataba de racionalizar todo. Todo asunto era una cuestión de política pública, de hacer la mejor propuesta. Mientras su contendiente tocaba las fibras más profundas de los estadounidenses, Clinton no supo exponer el peligro que representaba el magnate. Hay un capítulo en el libro que se llama “Frustración”. Nada más cercano a lo que uno siente cuando va leyendo el texto: millones de personas no supieron ver lo que Trump representaba y, ahora, tenemos que vivir bajo su manto. Aún así Clinton no se nota enojada con el sistema democrático. Sabe que ella falló y no la mayoría. El trabajo del político es convencer e inspirar.

Lo que hemos visto de la intromisión de Rusia en la campaña es apenas la punta del iceberg. Putin favoreció a Trump de maneras inimaginables. Mediante hackeos y difusión de “fake news” en las redes sociales, manipuló la elección más importante de la historia. Uno termina el libro con una dosis muy seria de temor. ¿Si eso pudo hacer Putin con la democracia más consolidada del mundo, qué no podrá hacer con las demás? Estamos frente a un personaje cuyas ambiciones de poder van mucho más allá de su país y que manipula los equilibrios mundiales a su favor sin empacho alguno. Y no, no es un persona de ciencia ficción, es de carne y hueso, y no hay nadie que pueda controlarlo. México no está exento de riesgo en estas elecciones.

Lo que más me gustó del libro es que se lee a una política sincera, real. No intenta justificar su derrota, no echa culpas, sino que asume su responsabilidad histórica. Te habla de cómo es su día normal, qué hizo en los meses siguientes a su derrota, cómo se aisló de todo para poder sanar y asimilar lo que había pasado…

El artículo completo puede leerse aquí

Facebook Comments