AMLO y otro federalismo posible I/II

Artículo completo originalmente publicado en NEXOS

Nuestro federalismo ha recibido tanto diagnóstico, tanta crítica, tanta reforma, que uno encuentra tal rigidez y formalismo en su explicación que acaba siendo soporífero e ininteligible. La aridez del objeto deviene de que la mayoría de los estudios se centran en mostrar la distribución de competencias a partir de un análisis dogmático de las normas que lo rigen. Lo que además de ser un verdadero calvario -porque implica armar un rompecabezas cuyas piezas no embonan del todo- nos da un fotografía sin mucha utilidad para imaginar otro federalismo posible, una alteridad normativa que verdaderamente sirva a una mejor distribución del poder.

De nada sirve reflexionar sobre nuestro federalismo si no tenemos algo claro: el sistema importa en tanto mejore la vida de la gente. El que una materia sea concurrente o no, coincidente o no, coordinada o no, tiene implicaciones directas en la vida de millones de personas. Por ejemplo, la falta crónica de medicamentos en los hospitales públicos tiene que ver con la manera en que se transfieren los recursos de la federación a los estados; una de las resistencias más grandes de ciertos gremios magisteriales a la reforma educativa pasa por haber centralizado la nómina educativa; una de las notas más agudas de nuestra inseguridad pública pasa por no existir coordinación alguna entre los diversos niveles de gobierno…

El artículo completo puede leerse aquí

Facebook Comments