AMLO y otro federalismo posible II/II

Artículo completo originalmente publicado en NEXOS

Si juntamos los dos problemas enunciados: la tendencia hacia la centralización y varios regímenes federales que coexisten en una argamasa institucional sin mucha consistencia, lo que sucede es que se crea un problema mayor. Para decirlo rápido, no queda claro quién debe hacer qué y hay grandes tramos de responsabilidad inmersos en un vacío de autoridad.

Uno de los ejemplos que mejor retrata esta situación –y que es de suma actualidad e importancia- es lo que pasa actualmente con la seguridad pública y con parte del debate de la Ley de Seguridad Interior.

Cuando en los noventas se federalizó el combate al narcotráfico como un delito que debía abordarse desde una lógica de seguridad nacional, las Fuerzas Armadas quedaron facultadas para combatir este delito. Es decir, el combate al narcotráfico dejó de estar en la órbita de la seguridad pública, esto es, de los estados y municipio. Y en la medida que fue creciendo el fenómeno del crimen organizado, con su respectivo despunte en el 2006, las fuerzas federales fueron desplegándose a lo largo y ancho del territorio nacional y a tener presencia permanente en ciertos territorios, de facto sustituyendo a las corporaciones policiacas estatales y municipales…

El artículo completo puede leerse aquí

Facebook Comments