¿Una sala anticorrupción en la Suprema Corte? Una mala y peligrosa idea

Artículo completo originalmente publicado en NEXOS

Vivimos una época política en México que a muchos desconcierta. El triunfo aplastante de una fuerza política en las últimas elecciones no sólo modificó la forma de ejerce el poder: cambió el terreno, el tablero, las reglas mismas de lo político.

Bien decían por ahí que éste no es sólo un cambio de gobierno, es un cambio de régimen. Las interpretaciones simplonas que tratan de descalificar todo lo que hace el gobierno sin una reflexión de por medio corren el peligro de banalizar la crítica: si todo es amenaza para la democracia, nada lo es.

Por eso, para quienes estamos convencidos –como yo- de que la sacudida del primero de julio tenía buenas razones para suceder, lo que queda es la reflexión serena, sin adjetivos, sobre lo que hace este gobierno.

Pasa también por tener muy claro cuáles son las instituciones, los pactos sociales, que debemos defender sin cortapisas. Una de esas es la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El artículo completo puede leerse aquí

Facebook Comments